ACERCA DE:

La confección y el diseño italiano siempre han estado asociados con estilo, elegancia y sofisticación. Y en un mundo donde la moda femenina parece eclipsar constantemente en términos de originalidad y calidad, la marca premium de moda masculina Guglielmo G. quiso adaptar su identidad de marca para encontrar esos ideales, además de revelar el cuidado y la atención al detalle que se aplica a su corte, costura y combinaciones de color. Con amplia experiencia en el sector, arraigada inspiración italiana y una trayectoria consolidada de 20 años diseñando y produciendo ropa de hombre de alta calidad y de diseños originales para eventos y ocasiones especiales, el equipo Guglielmo G. se acercó a la agencia de branding Morillas para elaborar una identidad global distintiva y coherente.

La nueva identidad global debía encajar perfectamente con la ambición de la marca por convertirse en líder mundial en el diseño y la creación de ropa masculina premium que refleje el estilo y la originalidad del portador. La versatilidad y la atemporalidad son atributos fundamentales que ayudan a posicionar la marca, ahora y en el futuro, celebrando su singularidad, y preparándola para su expansión a largo plazo en las gamas de ropa de diario y accesorios.

Basándose en el naming, Guglielmo G., se creó una identidad visual singular, que gira en torno al simbolismo de la “G” inicial – haciéndose eco sutilmente del estatus de la marca. De la misma manera que las firmas manuscritas han reflejado siempre la calidad y la singularidad, cada prenda de vestir y cada herramienta de comunicación se realzan con las iniciales de la marca en la tipografía de escritura manuscrita para simbolizar el refinamiento y la exclusividad. Se aplicó un azul llamativo, y se añadió un toque de oro, que en conjunto rezuma estilo masculino y transmite los valores que definen la esencia de la marca: elegancia, sofisticación y distinción.